top of page

Bienvenid_s,

esta es la web de la

Compañía Teatro Defondo,

fundada en Madrid en 2002.

 

En estos años, la compañía ha hecho énfasis en la creación, la comedia, la experimentación, la actualización de clásicos, el teatro para jóvenes y el diálogo entre texto y música.

Noticias

9 Premios para SEÑORA EINSTEIN

SEÑORA EINSTEIN ha ganado 9 Premios en 3 Festivales de carácter nacional:

· 4 Premios en el 26 Certamen Garnacha de La Rioja 2023: 2do Premio a Mejor Espectáculo, Premio del Público, Premio a la Mejor Actriz (Esperanza García Maroto) y Premio a la Mejor Actriz de Reparto (Rocío Vidal)

· 4 Premios en el 42 Festival Nacional de Teatro Vegas Bajas: Premio al Mejor Montaje Teatral, Premio a la Mejor Dirección (Vanessa Martínez), Premio a la Mejor Interpretación Femenina (Esperanza García-Maroto) y Premio Especial del Público

· 2do Premio en el 26 Certamen Nacional de Teatro para Directoras de Escena Ciudad de Torrejón de Ardoz. 

Además, Teatro Defondo sigue cosechando un gran éxito con las giras de SEÑORA EINSTEIN, LA TEATROPEDIA y ORLANDO DE VIRGINIA WOOLF, que sigue su gira con más de 100 funciones en 15 Comunidades Autónomas.

Podéis ver una muestra de ambos trabajos en la pestaña ESPECTÁCULOS

Censura a ORLANDO DE VIRGINIA WOOLF en el Ayuntamiento de Valdemorillo

Os dejamos aquí el comunicado y la carta abierta tras la suspensión de la función de Orlando en Valdemorillo el 25-11-2023 por motivos ideológicos

 

Éxito de la 6 Edición de Veranearte La Isla del Teatro

Más de 200 chicos y chicas han participado en uno de los proyectos más exitosos de Teatro Defondo: el campamento urbano VERANEARTE LA ISLA DEL TEATRO. Hemos llegado a la sexta edición, celebrada en los Teatros Luchana y en el Teatro Quique San Francisco, ambos en Madri.

Toda la info en la pestaña LA ISLA DEL TEATRO

Cartel sra_einstein_A4_premios_AF BJ.jpg

Comunicado ante la suspensión de
ORLANDO DE VIRGINIA WOOLF

Carta abierta al Alcalde de Valdemorillo

La compañía
señora_einstein_promo_01.jpg

· Gustavo Galindo
coordinación artística


· Vanessa Martínez
dirección artística

· Pedro Santos
coordinación artística

· Pablo Huetos
producción y distribución

(de izquierda a derecha)

Manifiesto

La cultura alimenta el alma de una sociedad. El teatro alimenta el alma de una sociedad. Cuanto más y mejor teatro se hace en una sociedad, más sanos son sus ciudadanos espiritual e intelectualmente. El teatro es comunión, es cooperación, es energía colectiva depositada en un lugar y en un segundo determinado, todos a la vez, todos en lo mismo, sentimientos desencadenados en grupo. Como en la cueva, también oscura, donde nuestros antepasados comenzaron a contar historias. El teatro es diversión, un paréntesis en la vida, un universo donde todo se resuelve al final. Es catarsis, es un lugar donde llorar por el pasado y replantear el presente. El teatro es también intelectualidad, ideas, reflexiones, búsquedas por los laberintos de la cabeza y de la sociedad. El teatro, en fin, moviliza las conexiones entre nosotros y el mundo, entre nosotros y nosotros. Cualquier tipo de teatro es válido siempre que haya un espectador al que le interese. Cada uno cumple su función en el ecosistema.

Hacer que la gente tenga acceso al teatro es una labor que nos corresponde a todos. Que la gente vaya al teatro que desea ver, pero también al que está en el límite de sus hábitos y que le puede abrir nuevas rutas por dentro. El teatro nos puede acoger en su oscuridad y silencio y hacernos sentir en paz, conectados con el presente en un equilibrio momentáneo. Para eso el espectador debe ver lo que está preparado para ver, tiene que subir escalones de percepción y decodificación. Entrar en un vehículo a toda velocidad nunca ha sido una buena idea. Hay que subirse al teatro cuando el vehículo va despacio y, poco a poco, aumentar la velocidad: las comedias fáciles se nos quedarán lentas y necesitaremos otras en las que se exija más de nosotros; ir a ver a un actor o actriz famoso al teatro dejará de ser una motivación por sí misma y se sumará a muchas otras, a medida que nuestro criterio se enriquezca y empecemos a conocer a los artesanos del oficio, los directores, dramaturgos, intérpretes, compañías…

Nuestra obligación es que nadie que vaya al teatro por primera vez vea algo inadecuado a su experiencia. Todos somos capaces de ver cualquier espectáculo, pero ver un espectáculo determinado cuando uno no está familiarizado con sus lenguajes puede significar que esa persona no vuelva a un teatro. La primera experiencia en todo es fundamental y en el teatro muchos espectadores primerizos han sido defraudados por espectáculos que no pensaban en ellos, sino en el beneficio de la empresa o compañía. Si queremos un público que se multiplique tenemos que llevar a cada función al tipo de público al que le puede gustar, no a cualquiera: no volverán.

Tenemos que pensar en conjunto, en el teatro. Aportar más al teatro de lo que él nos aporta a nosotros y mejorarlo con respecto a la herencia que recibimos de nuestros maestros. Con su trabajo, las generaciones precedentes han desarrollado los espacios teatrales, han mejorado las condiciones laborales, han investigado nuevos lenguajes… A nosotros nos corresponde seguir trabajando en ese sentido y abrir nuevas sendas.

Pablo Huetos (productor)

bottom of page